miércoles, 29 de abril de 2009

JUEGOS PARA EDUCAR Y AUMENTAR LA AUTOESTIMA DE LOS NIÑOS


JUEGOS PARA EDUCAR Y AUMENTAR LA AUTOESTIMA DE LOS NIÑOS:

La diversión ofrece a los niños un extraordinario abanico de oportunidades para desarrollar capacidades cognitivas, así como habilidades sociales. Por ejemplo la seguridad en sí mismos. La autoestima es un pasaporte para la vida ; hace a los niños independientes, curiosos y abiertos, capaces de tolerar las frustraciones y los fracasos, que se viven no como “desastres irreparables”, sino como desafíos para “hacerlo mejor la próxima vez. La autoestima se aprende ¿Cómo? Viviéndola, a través de la relación que el pequeño establece con los padres y los demás adultos, que son capaces de transmitir un sentimiento de seguridad, confianza y pertenencia a un grupo, así como de estimular el conocimiento de uno mismo. Durante la infancia, la mejor forma de experimentar todo esto es mediante el juego. En otras palabras, realizando actividades que sean, en primer lugar, divertidas y agradables. Los juego que acompañan a los niños hacia la conquista de la autoestima se desarrollan según dos modalidades: al primera, adecuada incluso para los más pequeños, se basa en la exploración y en el movimiento físico; la segunda se desarrolla en el campo del juego simbólico y está indicada a partir de los tres años. En ambos casos, los niños experimentan una sensación de aptitud, que nace del placer de conseguir un objetivo y de la capacidad de relacionarse y de comunicarse con otros.
El objetivo general a conseguir en toda animación infantil es que los niños y las niñas se diviertan por medio del juego y, que además aprendan con lo que hacen.
Otros de los objetivos generales que se pretenden conseguir con esta animación son los siguientes:
-Establecer relaciones sociales en un ámbito cada vez más amplio, aprendiendo a articular progresivamente los propios intereses, puntos de vista y aportaciones con los de los demás.
-Establecer vínculos fluidos de relación con los adultos y con sus iguales, respondiendo a los sentimientos de afecto, respetando la diversidad y desarrollando actitudes de ayuda y colaboración.
- Conocer algunas manifestaciones culturales de su entorno, mostrando actitudes de respeto, interés y participación hacia ellas.
-Relacionarse con los adultos y otros niños, percibiendo y aceptando las diferentes emociones y sentimientos que se le dirigen, expresando los suyos y desarrollando actitudes de interés y ayuda.
-Coordinar su acción con las acciones de los otros, descubriendo poco a poco que los demás tienen su propia identidad, sus pertenencias y relaciones, y aceptándolos.
Aquí os incluyo unos enlaces de juegos educativos para niños, ¡son muy divertidos!:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada